17 de septiembre de 2021

Tv quinta region

Tv Autogestionada

Drama por conserje de 80 años que viaja todos los días desde Quillota a Viña del Mar

image_pdfimage_print

Ricardo Ramírez Cárcamo recibe una pensión escuálida que no le alcanza por lo que se ha visto obligado a seguir trabajando y recorrer más de 100 kilómetros en plena pandemia.

Fue por una casualidad que carabineros advirtió la presencia de un adulto mayor de 80 años que a inicios de abril fue sorprendido barriendo en las afueras del edificio en el que trabaja, pero en horario de toque de queda. Los funcionarios creyeron que se trataba del abuelo de una de las residentes que paseaba a su perro y que respondió a las consultas de los efectivos policiales.

Nancy Godoy arrendataria en el edificio Ralun ubicado en 6 Norte con 1 Oriente, explicó a los oficiales que se trata de don Ricardo, conserje hace más de 26 años en esta comunidad. Los efectivos le advirtieron que se trataba de un adulto mayor de alto riesgo, quien viaja todos los días más de 100 kilómetros entre Quillota y Viña del Mar.

«Es efectivo que yo pedí el turno de noche porque durante el día cuido a mi señora que tiene casi 90 años. Es la realidad de muchos, a mí no me alcanza y no queda más que trabajar para poder vivir. Yo me vengo a las 5 de la tarde porque si no me quedo sin locomoción», explicó el adulto mayor, quien agrega que siempre ha sido agradecido con la oportunidad que le han brindado de poder trabajar a sus años, pero considera que no es justo un posible retiro.