17 de septiembre de 2021

Tv quinta region

Tv Autogestionada

Vacunación avanza en Quillota pero usuarios alegan por demoras

image_pdfimage_print

En algunos recintos, como el colegio Roberto Matta, adultos mayores han tenido que esperar hasta cuatro horas.Desde la llegada de las primeras vacunas contra el coronavirus al territorio nacional, los distintos procesos de inmunización no han estado exentos de controversias. En la comuna de Quillota, las opiniones se encuentran divididas entre quienes aplauden el comportamiento de los centros, y quienes lo critican.
El municipio quillotano ha equipado y dispuesto diez centros de vacunación en distintos puntos de la comuna, con los objetivos de llegar a más adultos mayores, evitar aglomeraciones y reducir las posibilidades de contagio de quienes acudan a los procesos.
En el Centro Comunitario de Salud Familiar (Cecosf) Santa Teresita, ubicado en calle Vicuña Mackenna 525, el panorama se ha venido desarrollando de manera tranquila y ordenada, con total normalidad. Afortunadamente no han enfrentado aglomeraciones y el personal ha recibido buenos comentarios.
Cristina Arancibia, encargada del proceso que se lleva a cabo en las inmediaciones del Cecosf Santa Teresita, destacó la responsabilidad y el compromiso que han demostrado los adultos mayores.
«Han respetado el calendario de vacunación que implementaron las autoridades sanitarias y no han puesto resistencia a ser vacunados, eso es muy positivo», sostuvo la profesional de salud.
DEMORAS
Sin embargo, esta situación no se repitió en todos los recintos habilitados, ya que, en algunos, como el colegio artístico Roberto Matta, emplazado en avenida La Concepción 221, el panorama se ha desarrollado con bastante tensión debido a que los adultos mayores reclaman demoras excesivas y ningún tipo de trato preferencial a quienes padecen dolores causados por patologías previas o movilidad reducida.
«Yo tengo 76 años, soy diabética, sufro de hígado graso, colon irritable y fibromialgia. Me tienen esperando desde hace cuatro horas. Llegué apenas abrieron las puertas del colegio, veo que hacen pasar a gente joven y a nosotros no, siendo que tenemos un montón de enfermedades y problemas anteriores», manifestó consternada la señora, Mariana, adulta mayor de 76 años.
«Yo también llegué cuando abrieron, prácticamente no tengo movilidad en mis piernas, ando en silla de ruegas. Me siento completamente decepcionada, yo no quería venir, pero mis hijos me trajeron, ahora tengo miedo de irme resfriada por las cuatro horas que he tenido que esperar en el frío porque los asientos que pusieron bajo los toldos están llenos», lamentó Sonia del Carmen, quillotana de 77 años con movilidad reducida.
Pese a las diversas críticas que han realizado los adultos mayores sobre el proceso que se está desarrollando en el recinto educacional Roberto Matta, su encargada, Perla Valle, lo defendió calificándolo positivamente.
«Harta gente ha venido a vacunarse, pero ha sido un poco lenta la espera porque cada día aumenta la cantidad de personas que vienen. Nosotros nos guiamos por el calendario de vacunación del gobierno, por eso realizó un llamado a que quienes deseen vacunarse, lo respeten para no generar aglomeraciones», enfatizó la profesional.
En cada centro, se están respetando y cumpliendo tres etapas. La primera, corresponde a la espera, la segunda, a la inoculación y la tercera a la post vacunación, que dura alrededor de 30 minutos.